fbpx
Human Behavior

2021. Cómo fracasar (III). ¡Ser un héroe!

By 22 diciembre, 2020 No hay comentarios
De los sufrimientos humanos que existen, la mayoría son nobles y nada fáciles de manejar, digan lo que digan por ahí los amigos de lo fácil. Sin embargo a veces sufrimos gratis, por terquedad y tozudez.
Entre esos sufrimientos inútiles uno destaca: el del héroe solitario😳.

Lo de los héroes se valora mucho, así que si te interesa el fracaso en 2021 es una de las mejores estrategias que puedes implementar.  Tienes además algunos elementos ubicuos e históricos de nuestra cultura, que sobra comentar, pero que nos han animado una y otra vez al sufrimiento como señal de un camino genuino.​​

Y es que uno va al Himalaya, se gasta todos los ahorros del año, encuentra en una cueva a un ser especial, habla con él un par de días y se vuelve a casa en el mejor momento. El señor de la cueva no tiene mail, no habla tu idioma y ahora te toca ir de héroe. Tendrás que hacer esfuerzos ímprobos por volver a verle… Resulta que tenías lo que necesitabas a 5 km de casa pero el viaje del héroe siempre tienta. Lo más probable es que sea un camino sin sentido, pero a veces uno solo acepta aprender de personas muy lejanas. Somos así y a todos nos pasa.
El héroe es como Skywalker, que tarda seis películas y muchas galaxias para encontrar por fin que todo era mucho más sencillo: buscaba a su padre.

Seguir el camino del héroe es esencial para conseguir un buen fracaso en 2021. Recuerda que si se fracasa es mejor hacerlo conscientemente. 

Ya hemos hablado de perder el tiempo, del no tengo tiempo y del no es mi momento. Casi nada :).

O del algoritmo interno que te lleva por youtube a que descubras en tu camino de «mejora» lo que te va a hacer que te quedes donde estás: más que un sesgo de confirmación es un día de la marmota cerebral.

El héroe a veces aparece cuando decides a toda costa prescindir de youtube e intentar no perder el tiempo. 

A partir de ahora lo harás tú solo… te levantarás a las 4 de la mañana si hace falta, dormirás menos que el resto de la población, te esforzarás más que tod@s los humanos, tendrás muchas más agallas que tus vecinos, te echarás menos siestas, comerás menos y estudiarás más, pero sobre todo, no aprenderás de nadie ni con nadie, lo harás solo, tú solo, porque tú vales, tú puedes, tú cambias, tú logras, tú alcanzas, tú y solo tú te conoces a ti mismo y sabes en todo momento, en cada segundo, lo que es mejor para ti (y de este sueño absurdo el héroe, claro tarda en despertar).
En todo ese camino sufrir gratis es aceptado y aplaudido. Ese que se perdió la juventud por no levantarse de una silla o el brillo de los ojos de sus hijos por un ascenso. Qué decir del que construyó y aceptó un stress 24 x 7, por no delegar, soltar o escalar montañas que no sean 8 miles. O del que sacrificó vivir para vivir en la competitividad y angustia.

Tu Yo además, en este camino del héroe, misteriosamente saldrá limpio (más bien todo lo contrario como puedes imaginar) y en tanto te asegurarás que nadie pueda sugerirte direcciones, reflejar incongruencias, asumir incoherencias o discernir desde fuera, desde luego tendrías que ser un héroe para salir de esa madeja.

Lo veo una y otra vez, año tras año. El héroe lo tiene delante, enfrente, en sus narices, pero lo rechaza. Le entusiasma el camino solitario, confía en lo autodidacta y lo extiende a sus metas soñadas y sentidos más profundos. Si le comentas algo te va a decir que ya sabe y que eso de usar la cabeza y no las agallas todo el rato, es de débiles o pusilánimes.
Vaya, no sabía yo que las agallas sin neuronas sirvan para mucho. Sí, sí, te estoy diciendo que en la mayoría de ocasiones, cuando vamos de héroes, somos los más tontos, de ahí tantas vueltas.
En fin que voy a abrazar a mi papá ahora y me evito 6 películas para llegar al mismo punto.

Buen fracaso en 2021 ¡héroe! 😄

Deja tu comentario