fbpx
Category

Mindfulness y Meditación Científica

No sabes lo que te estás perdiendo

By | Mindfulness y Meditación Científica | No hay comentarios

Cuando alguien rompe con una pareja con la que no vibraba suele decir que: ¡¡no sabía hasta qué punto estaba bloquead@, parad@, o dormid@!!

Cuando en 1920 tardábamos una media de 11 horas en lavar la ropa cada semana, no podíamos imaginar que en 2018 con una potente lavadora nos lleva 20 minutos.

Cuando uno ha estado toda su vida dirigido por sus fobias y filias, apegos y rechazos, no puede imaginar lo que es estar libre de ello.

No es zona de confort, en absoluto, sino zona de ceguera. A veces no tenemos con qué comparar porque no hemos vivido al 100% eso que queremos alcanzar. A veces ni siquiera sabemos que existe.

Veo a gente que siguen cortando leña sin afilar el hacha. El hacha se hace vieja, tanto como ellos, y su confianza se va mermando. Muchos piensan que al final de la vida, encontrarán una vida eterna y perfecta acompañados de sus colegas del barrio, pero otros como yo, dudamos muy seriamente de ello porque nos ocupa más qué hago HOY con mi existencia.  

Con acompañamiento genuino,  un grupo divertido, a través de herramientas de neurociencia aplicada, se puede dar un salto de verdad. Volviendo importante lo importante, haciendo consciente lo que queremos, tomando compromisos que no traicionamos y confiando en la capacidad de nuestro cerebro para ir abriendo y construyendo carreteras neuronales de bienestar, atención, motivación y cambio.

Una de las herramientas claves es Mindfulness, la meditación. .No me gusta meditar para honrar a tal escuela, sistema o método, sea oriental como antes o americano como ahora. Para eso hay muchos y buenos profesores… y alumnos que meditan para pertenecer a tal sistema. El problema es cuando luego la transformación se retrasa y no se sabe porqué… «Vaya, si yo medito», «he hecho muchos cursos», «tengo un título reconocido», «mis creencias seguro que son verdad aún»…

Se medita para la vida y nada más. El maestro es este preciso instante. La vida, con sinceridad, se pone en el asador, para que su crudeza se transforme en jugosidad, proteínas y alimento. El fuego es la atención grupal que lo cocina todo.

Quien vive en su «1920» no solo tarda 11 horas en lavar la ropa, sino que vive con un stress loco, no llega a nada, se enfada por bobadas, no confía en sí mismo, miente 3 veces por minuto, envidia pero no mueve el trasero, procrastina sus mejores fines y permanece impasible y frío sin saber cómo obtener dicha de miles de momentos sencillos. Incluso sueña con vacaciones, playas y paraísos múltiples, con objeto de descanso. Si le tocara la lotería piensa en qué se gastaría el dinero, en vez de en cómo ayudaría a transformar y mejorar a los demás. Esta mente de 1920 sufre en 2018: lo peor es que no sabe que en muchas ocasiones sufre gratis. Tenemos la ciencia, el conocimiento y la tecnología para hacer transformaciones de forma más sencilla que en épocas pretéritas.

Estás en el siglo XXI, el mejor momento de la historia de la humanidad (absténganse los pesimistas de llevar la contraria en esto 🙂 🙂 🙂 ), y mereces vivir a la altura de un Homo Sapiens Sapiens de este siglo.

A través de una vía estable, antiquísima y científica se puede entrenar la atención y emoción conscientes, meditación.

La mejor inversión no es comprar árboles sino afilar el hacha. Quien sabe cuanto te queda de leñador.

Te espero aquí.  

¿Sabes que cómo adelgazar y cómo meditar se parecen bastante?

By | Mindfulness y Meditación Científica | No hay comentarios

¿Sabes que cómo adelgazar y cómo meditar se parecen bastante? 

Te parecerá un ejemplo raro pero explico el motivo.

Observo a muchísimas personas que manifiestan un deseo por adelgazar y tener “mejor” figura. No lo juzgo ni entro en su psique solo en el hecho de que muy pocos lo consiguen. Lo intentan hablando, pensando, leyendo, soñando, demorando, procrastinando, prometiendo y abandonando o probando sin profundizar, cambiando de estrategia y dieta cada dos días o anhelando un modo que no requiera esfuerzo.

Algunos sin embargo lo consiguen y lo hacen muy bien. Observo que no es tanto el tipo de dieta sino algo común: a. Lo hacen en grupo, b. siguen unas pautas dirigidas por un profesional, c. comparten dificultades y éxitos, d. Lo hacen muy consciente y vivo mediante fotos en Whatsapp, quedadas o incluso comidas juntos ye. les preocupa el resultado no la devoción al método. Como van viendo mejoras se retroalimentan. Al final transforman algo más que su cuerpo y “creen” es por la dieta o la salud, pero realmente es porque el método les permitió explotar sus virtudes y minimizar sus defectos.
 

En igual número las personas quieren 1. sentirse mejor, 2. tener menos stress, 3. no discutir tanto, 4. no perderse en las musarañas, 5. ser capaz de enfocarse en lo importante, 6. vivir la vida de forma intensa y no a merced de la marea, 7. no enredarse en debates estériles, 8. Trabajar con más eficacia, 9. enfadarse solo si la situación lo requiere, 10. mentir menos a los demás y sobre todo a sí mismos, 11. sentir paz, gozo y agradecimiento, 12. sonreir a la vida…

Muy pocos lo consiguen. Lo intentan de igual manera hablando, pensando, leyendo, soñando, demorando, procrastinando, prometiendo y abandonando, cambiando de estrategia cada dos días…

Algunos de nuevo lo consiguen, pocos, pero lo hacen muy bien. Sé quienes son y cómo lo han conseguido porque me he dedicado a ello durante los últimos 20 años: ayudar a las personas a desarrollar su potencial.

Como con el aspecto físico funciona sobre todo cuando:

a. lo hacen en grupo

b. siguen unas pautas dirigidas y apoyadas en todo momento por un guía

c. comparten dificultades y éxitos con sinceridad

d. lo hacen consciente y vivo usando lo que haga falta (Whatsapp para lo bueno)

e. realizan quedadas y encuentros juntos

f. están enfocados en los resultados no tanto si en hacen el método X del maestro Pum o la técnica J del profesor Pam.

Si quieres esa transformación del 1 al 12 a través de una metodología de la A a la F, esa que pocos consiguen y que no se logra normalmente solo, ni perteneciendo por pertenecer ni con devoción ciega a un método porque sí, este año trabajaremos a través de Mindfulness y meditación un viaje personal de 9 meses.

Si además quisieras una vía profesional después de 6 meses tendrás todo lo necesario para ello.

Del 1 al 12 y de la A a la F.

9 meses para una transformación genuina.

NEUROLEADER

Cómo tener mejor vida sexual, descanso nocturno, compromiso en el trabajo, satisfacción vital y…

By | Mindfulness y Meditación Científica | No hay comentarios

Cómo tener mejor vida sexual, descanso nocturno, compromiso en el trabajo, fuerza vital y…

Como decía en este artículo los beneficios de Mindfulness son consecuencia de un no – hacer en la práctica más que de la compulsiva búsqueda de conseguir deseos y metas personales, tan característica de nuestra sociedad.

Pero cuando alguien duda de que esto sirva, sea moda, funcione o sea un mero objeto de comercio aquí están algunas de las muchas evidencias.

Como podrás leer, he seleccionado aspectos muy diferentes porque la mente-cerebro es el interfaz con el que vemos, nos relacionamos y valoramos el mundo. Todo cambio en el funcionamiento de nuestro cerebro implica un resultado en aquel aspecto de la vida en el que nos enfocamos.

1. Satisfacción sexual

Con frecuencia la hiper o hipoactivación sexual o el uso problemático de la pornografía acompañan la vida sexual de muchos individuos. Las emociones no siempre son adaptativas y acompañan nuestros mejores fines, sino que se interponen más allá de nuestra voluntad. La regulación emocional es el mediador por el que la práctica de Mindfulness muestra según los estudios una vida sexual más satisfactoria tanto para parejas como para individuos 1.

2. Perseverancia

Esta fantástica habilidad que merece la pena cultivar se ve favorecida por la práctica de Mindfulness. La actitud de no juzgar nuestras experiencias, emociones y pensamientos (no confundir con la pasividad ante la injusticia, la inequidad o la violencia) se vincula con el mantenimiento de nuestras metas y esfuerzo a lo largo del tiempo. En tanto son nuestros comentarios internos, juicios, exceso de expectativa y autosabotaje quienes más nos apartan de nuestro compromiso, la meditación, tal como muestra el estudio 2, nos ayuda a desarrollar tenacidad y perseverancia.

3. Compromiso en el trabajo

Una de las preocupaciones que encuentro en las organizaciones que visito es el absentismo, pasividad y falta de motivación y compromiso en el trabajo. Aunque es un polígono de muchos lados, si la empresa es coherente en su mensaje, valores y equidad, Mindfulness se presenta como una de las vías para que las personas aumenten su compromiso en el trabajo 3. No es extraño dado que nuestra implicación con el ahora, el placer de las cosas bien hechas más allá de los resultados es la forma de hacer por excelencia de la meditación.

4. Sueño

El sueño es uno de los ingredientes principales de una vida saludable. No solo eso, nuestra regulación emocional, memoria, creatividad y bienestar depende de la calidad del mismo. Para nosotros Dormir bien es fundamental. Aunque los objetivos directos de Mindfulness no sean el descanso nocturno, su efecto reductor sobre la rumiación y el stress favorece la calidad del sueño según los estudios 4.

5. Ambivalencia Moral

Existen personas tan preocupadas por sí mismas que la palabra ética o moral no representa nada en sus vidas. El egocentrismo, psicoticismo y narcisismo campan a sus anchas en gran parte de la población. Se postula en ocasiones la meditación como una técnica nihilista que favorecerá la “frialdad” ante las situaciones conflictivas e injustas de la vida propia o ajena. Por supuesto no es así, sino lo contrario. En este estudio 5 se demuestra que después de la intervención en Mindfulness, la capacidad de razonamiento moral y la compasión aumentaron y el egocentrismo disminuyó. Falta hace.

6. Vida social

Al nivel o incluso por encima de la dieta y el ejercicio, las relaciones sociales se presentan como el factor clave para la salud cerebral y la prevención del deterioro cognitivo. Una práctica de introspección como la meditación curiosamente facilita el desarrollo de una vida social saludable. 6 La conexión con el otro, la capacidad de empatía, la escucha activa, la aceptación de los demás tal como son, la habilidad para estar presente son aspectos centrales cruciales del entrenamiento que sin duda son pilares de una conexión social genuina.

7. Vitalidad

La vitalidad es un preciado tesoro. Como siempre insistimos la energía está más lejos de lo Detox, complementos y productos milagrosos de lo que la gente común piensa. El cerebro consume glucosa y oxígeno y es el stress de nuestros pensamientos, rumiaciones, obsesiones y chismorreo mental la fuente de numerosos desórdenes, entre ellos el agotamiento vital. Aquellos que practican Mindfulness con regularidad, sienten, con toda lógica, un incremento de su sensación subjetiva de vitalidad, junto a otros beneficios como atención o autocontrol 7.

Referencias

1 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29453643

2 https://www.infona.pl/resource/bwmeta1.element.elsevier-09a49135-5a13-3c29-acf3-f63c90fddde8/

3 https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0001879113000456

4 https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/joop.12115

5 https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/beer.12171

6 https://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/02699931.2014.988124

7 https://link.springer.com/article/10.1007/s12671-014-0356-5?sa_campaign=email%2Fevent%2FarticleAuthor%2FonlineFirst

En NEUROLEADER

 

NEUROLEADER

Confundimos bienestar con wellness

By | Mindfulness y Meditación Científica | No hay comentarios

Aunque aparentemente significan lo mismo y bienestar traducido al inglés es Wellness, popularmente lo confundimos.

Buscamos bienestar de forma equivocada y sin embargo no podemos dejar de buscar para estar y sentirnos mejor: el impulso de vida va en esa dirección.

Lo más habitual es caer en la dualidad Apego – Rechazo, Me gusta – no me gusta. Busco actividades que me gustan y evito las que no me gustan. Es agua salada: cuanto más bebes más sed tienes. ¿Por qué no funciona? Porque aunque el cerebro maximiza las recompensas y minimiza el dolor, cada día aparecen miles de circunstancias, personas, recuerdos, situaciones e imprevistos que nunca serían por ti elegidas. Escribí hace tiempo sobre un día perfecto aquí.

El Wellness parece vendernos la idea de cuidarnos y querernos (fundamentalmente por fuera) para sentirnos bien dentro. A veces se asocia también con calmarnos y relajarnos por dentro como añadido. El problema es que la calma interna, a diferencia de la externa, no se consigue con cremas, baños, masajes o playas sino con introspección sincera y guía adecuada. Las cremas no son malas y las playas son preciosas pero al César lo que es del César. Apuntamos al cielo en vez de a la diana y luego no sabemos qué ha fallado. Lo siento por los super motivadores positivos pero no es posible generar calma genuina sin atender nuestras propias neurosis, miedos o carencias. La calma no se decide, se crea con sinceridad.

Un problema olvidado de esta búsqueda compulsiva de bienestar fácil es la adaptación hedónica. Nuestro cerebro evolutivamente se ha creado de forma que cuando conseguimos o disfrutamos de algo, rápidamente se vuelve cotidiano, normal y hasta aburrido. Entonces nos adaptamos y necesitamos mayor dosis, mayor frecuencia o un nuevo estímulo. ¿Te suena? Hasta las personas afortunadas en la lotería lo conocen: dos años después sus índices de satisfacción y problemas son los mismos. Y es que el gozo de la vida no llega por hedonismo sino por darle significado a nuestra existencia.

Otro aspecto menos benévolo de la búsqueda del bienestar perfecto, de positividad ilimitada y de que la vida acceda a nuestros deseos es la estructura psicológica que lo sostiene. El narcisismo, que originalmente representa al vínculo íntimo e inicial de nuestra vida con la madre (lo que se conoce como narcisismo primario), en muchos casos pasa a ser el denominador central de nuestra existencia. Las personas con rasgos narcisistas (una gran parte de la sociedad, basta observar las redes sociales) dedican gran parte de su existencia a mostrarse de determinada forma en la sociedad, intentando mostrar orgullo, distinción y «éxito» y evitando la vergüenza, emoción que considero básica y ubicua para la vida social. Otra opción habitual es el rasgo psicológico del perfeccionismo sin límite, de aquellos individuos donde nunca es suficiente. Les espera la frustración constante.

Como Narcisistas, apegados al bienestar, pendientes del remedio externo o perfeccionistas nos acercamos al bienestar genuino, ese que lleva promoviendo durante 2500 años el silencio interno de la meditación. En Mindfulness nos prometen resultados en 8 semanas en las que el stress se evaporará de nuestras vidas y quizá en 10 semanas el universo ya no conspirará contra nosotros con enfermedades, traiciones, mentiras, promesas incumplidas, retrasos, injusticia social o incluso mal tiempo. Ya sabes, ese fatalidad de que haga calor en verano, frío en invierno y en abril aguas mil.

El practicante necesita una guía que de alguna manera le explique que no es solo aprender una técnica, sino que el DESDE DONDE se hace es tan importante como el QUE se hace. Pero si uno es un profesor standard es más fácil decir que lo importante es mantener la espalda recta y atender a la respiración que avisar de los recovecos del Yo,  las trampas de la mente y del autoengaño con que enfocamos la práctica, esa que queremos hacer y nunca es el momento. Debemos saber a fin de cuentas que si uno realiza técnicas de Mindfulness y es narcisista, acabará siendo un narcisista relajado que además es tan bueno que practica Mindfulness.

El bienestar que proporciona la meditación, no importa la técnica ni el nombre que le demos, está más allá de la búsqueda compulsiva de beneficios, de lograr y de productividad. Los beneficios de Mindfulness, llegan paradójicamente cuando no tratamos de obtener beneficios. Caemos a nosotros mismos tal como somos, y nos asistimos en la pura presencia. Es normal querer librarse del dolor, de la angustia o alcanzar la aprobación y llegar a algún sitio diferente, pero en Mindfulness no se llega a ninguna parte. Simplemente se es y se está, y ese modo de ser, es contra todo pronóstico, altamente transformador, porque deshace parte de la estructura que sostiene la compulsividad e insatisfacción vital.

Esta contradicción es una paradoja preciosa. Podemos medir los beneficios de la meditación y por ello Mindfulness representa un cuerpo científico creciente de evidencia y somos muy afortunados de disfrutar y aprender de este movimiento científico. Pero en la propia práctica y vía, justo cuando te sientas, la actitud es que no hay utilidad que extraer. Querer alcanzar es activar el modo habitual on-off que ya se ha demostrado inútil y carente de sentido, agua salada. Debemos abrazar la vida en su inmensidad no desde nuestro capricho.

No podemos olvidar que meditar es no-hacer. En ese modo descubrimos que ya somos, que no nos faltaba tanto sino que nos sobraban pensamientos, emociones, poses, vueltas, desconfianzas, mentiras, exageraciones, rumiaciones, obsesiones, comparaciones, celos, desmesuras, megalomanías y envidias varias.

Solo el no-hacer es wellness y bienestar. Presencia que sana y transforma sin cirugía alguna, simplemente mente simple.

No te confundas. La sabiduría te espera.

P.D: en 8 semanas no, pero en 9 meses te espera una transformación desde lo profundo. Unete a nosotros en una aventura personal y profesional en Formación en Mindfulness y meditación

En NEUROLEADER

 

La clave para que Mindfulness funcione mucho mejor

By | Mindfulness y Meditación Científica | No hay comentarios

La clave para que Mindfulness funcione mucho mejoR. Uno de los grandes nudos de los practicantes de Mindfulness es lo que denomino el sistema acelerador-freno. Este problema, que luego explico, no se relaciona con la práctica sino que su origen es ajeno a ella. En tanto podemos aprender en ocasiones Mindfulness o meditación desvinculados de un amplio contexto y ética, es habitual que los beneficios se paren en un punto que parece insuperable.

Nuestra mente, fruto de la azarosa evolución humana, produce argumentos, pensamientos, conceptos e ideas que basadas en nuestras experiencias de vida, después imagina y planea posibles futuros. En tanto esos conceptos e ideas se acompañan de emociones, vivimos literalmente las cosas al pensarlas. Pensamos en algo doloroso y nos duele. Recordamos una injusticia y nos molesta. Imaginamos una situación futura angustiosa y no esperamos al martes para vivir esa ansiedad: comenzamos ahora.

No importa que en ese martes nada ocurra, o que aquel pasado nunca existiera como tal. Lo que hemos creído o imaginado está por encima de la verdad (de ahí mi desinterés por los sistemas de creencias como supuestos argumentos de hecho).

Read More

NEUROLEADER

Sería un sueño aprender con estas personas Mindfulness y meditación

By | Mindfulness y Meditación Científica | No hay comentarios

SE PUEDE APRENDER MINDFULNESS Y MEDITACIÓN DE MUCHAS FORMAS… PERO ¡IMAGINA HACERLO CON ESTAS PERSONAS!:

  • Con un mentor con 30 años de experiencia y práctica, entregado a tu aprendizaje, con 32 países visitados buscando, investigando y aprendiendo en todos los formatos y culturas, conocedor de cómo extraer el grano de la paja, de cómo avanzar desde los niveles más básicos hasta los avanzados y con más de 93 retiros dirigidos.
  • Con una psicóloga, profesora titular de universidad, que ha trabajado a fondo las aplicaciones de Mindfulness y conoce las limitaciones y los protocolos para implementar esta herramienta con absoluto rigor en entornos terapéuticos, empresariales y educativos. Read More
nuria Neuroleader

Lo que dicen personas como tú: testimonios Mindfulness – meditación

By | Mindfulness y Meditación Científica | No hay comentarios

Testimonios Mindfulness – meditación

1.nuria Neuroleader Hola, me apunté a Mindfulness y meditación en Neuro-Leader buscando una práctica que fuera un eje en mi vida y que pudiera utilizar para recolocarme cada vez que me despisto. Conozco a José Sánchez por otros cursos realizados desde hace tiempo, sé de su larga trayectoria en meditación a través de distintas técnicas y confío en su competencia y amplia visión profesional y personal. Aprecio mucho que el Mindfulness que se nos enseña vaya más allá de una técnica con fines utilitaristas y ponga semillas para percibir algo mucho más grande: nuestras conexiones con todo y la Vida que somos, y nos reta a vivir desde ahí. En mi vida aplico el Mindfulness, de momento, para recentrarme una y otra vez, y a veces empiezo a oler esa inmensidad de la que habla Jose. Tengo más que comprobado que no puedo ni quiero vivir sin  meditación. Mil gracias, Jose, por descubrirnos esta maravilla.

Nuria del Viso Pabón, antropóloga y periodista.

 

2. pepe neuroleaderMe inscribí en el curso de meditación con la expectativa de profundizar en un camino personal hacia la toma de conciencia, hacia la consciencia, y tras estos meses de exploración, bajo la dirección de José Sánchez, puedo afirmar que he conseguido dar pasos en la dirección pretendida.  Lo más sorprendente del caso es que mi práctica se ha hecho cotidiana, natural, real (en una palabra) y ha trascendido la ritualización o el guion preestablecido que acompaña estos métodos de desarrollar la atención plena, la aceptación y la indagación interna, metas u objetos que en este curso importan tanto en sus mecánicas o dimensiones internas como en la manera de cultivarlas. Incluso surge sin buscarla, fluyendo desde la mirada hacia un objeto (por prosaico que sea), lo que no significa que interfiera u obstaculice ningún ritmo vital. En este sentido, la claridad conceptual que caracteriza al profesor encargado del curso, su afán por pasar por el tamiz de la ciencia todos los módulos de la mente, y por desacralizar o desmitificar tanto la meditación tradicional como el enfoque modernizador del mindfulness, nos ha ayudado mucho a orientarnos en determinadas zonas de sombra y a percibir la realidad con nitidez.

Jose Galán, escritor y doctor en Historia.

Read More

La Meditación de Pie y sus increíbles beneficios

By | Mindfulness y Meditación Científica | No hay comentarios

Todavía se asocia la palabra Meditación a Oriente, postura sentada, ojos cerrados y Mindfulness a liberación del stress y poco más. Como es habitual los intentos de simplificar algo en exceso para volverlo más didáctico y cercano acaban por dificultar su comprensión.

Lo cierto es que desde milenios se explica que se puede meditar sentado, caminando o de pie y como tal lo enseñamos y practicamos. Ya expusimos en un anterior artículo como la meditación caminando proporciona beneficios más allá de un caminar habitual como ejercicio.

Pero ¿qué hay de la meditación de PIE?

Nos encontramos sin duda ante un poderoso sistema de ejercicio inteligente que sin embargo no es evidente al mirarlo por primera vez. Diría que se aprecia realmente cuando se llevan muchos años de práctica.

En primer lugar al estar quietos de pie en posturas de semiflexión nuestra musculatura postural se ve solicitada. Todo aquello que nos mantiene de pie sin apenas esfuerzo cobra protagonismo en la postura. Sin embargo, la tensión habitual que lleva nuestra musculatura y que es innecesaria se va a mostrar en el proceso para poder liberarse. Eso implica que ciertas molestias simplemente salen a la luz, para disiparse a través de la postura.

Por eso, el primer nivel de la meditación de pie es de ajuste y corrección postural. En parte se hace solo porque las tensiones innecesarias se sienten y agotan por sí mismas. Incluso deportistas comprueban en la postura, tensión cervical, deltoides o trapecios y limitación de la movilidad lumbar o pélvica. En este momento aprendemos en primera persona efectos del stress y las emociones en el cuerpo. Pero sobre todo, nos permitimos soltarlo lentamente y ocurre a través de primero darnos cuenta del cuerpo y segundo situarnos en un lugar de reequilibrio. El cuerpo reaprende a colocarse y a no gastar si no es necesario. La respiración en esta fase todavía está muy limitada por eso en esa fase suelen aparecer y coexistir molestias por la tensión y a la vez calma y bienestar por el reajuste.

En segundo lugar permanecer estáticos con los miembros en semiflexión, implica que la sangre debe movilizarse. Por extraño que nos parezca, el corazón bombea aunque no nos movamos. Además al intentar relajar la musculatura periférica al máximo, favorecemos el retorno venoso que junto al mayor empuje del diafragma respiratorio beneficia nuestro sistema vascular. De hecho el papel que tiene sobre la hipertensión la musculatura periférica nos da una medida de lo maravilloso que es esta postura para el sistema vascular.

El tercer lugar pertenece a la respiración. Para que ésta esté libre, debemos eliminar restricciones y tensiones. En la meditación de pie podemos comprobar cómo es respirar como una ballena: profundo, lento, rítmico, fluido y armónico. Cuanta más tensión soltamos, mejor respiramos, cuanto mejor respiramos más tensión soltamos. Cuanto más veces hacemos el proceso menos cuesta estar de pie. Cuanto menos cuesta mejor se moviliza la sangre. El círculo positivo va creciendo. Tan solo hay que alimentarlo.

Pero ahí otro aspecto vital vinculado a la respiración que se conoce desde hace miles de años en la meditación es que ésta influye y se vincula directamente con los procesos mentales. En una respiración de ballena, por así llamarla, la mente solo sabe estar en calma. Es importante resaltar que no tratamos de estar en calma mediante pensamientos positivos, ni convenciéndonos de que todo irá bien, ni elevando nuestra autoestima diciendo que conseguiremos nuestras metas, ni nada parecido. Estamos en calma porque creamos la calma al soltar lo innecesario y dejar que la respiración haga lo que sabe hacer: expandirse sin límites. Muchas personas descubren que respirar así es directamente fuente de gozo. El cerebro lo recuerda y lo graba: este estado es real, es posible y no nace del pensamiento sino más allá de él.

El cuarto lugar le corresponde al equilibrio y propiocepción. Estamos de pie… y los seres humanos no pueden quedarse dormidos de pie porque los receptores propioceptivos estimulan al cerebro. Aprovechando este evento, la postura no nos duerme sino que nos despierta, pero a la vez nos calma, y a la vez nos libera tensiones y a la vez moviliza nuestra sangre. El caso es que debido a que el cuerpo se hace presente, nos damos cuenta de pequeños detalles corporales, de ajustes, de micromovimientos y apoyos. Todos estos segundos de “darse cuenta” implican mejorar nuestro sentido del equilibrio.

El quinto lugar le corresponde a la atención. No nos forzamos a estar atentos, es que la atención se ve atrapada por las sensaciones. Nos resulta mucho más sencillo atender porque hay estímulos que nos llaman. El cuerpo y la respiración producen tantas sensaciones que la velocidad de generación de los pensamientos es mucho menor. La activación de nuestra famosa red por defecto cerebral, que tiene que ver en parte con la rumiación, se ve disminuida. El darse cuenta del cuerpo activa la corteza somatosensorial y ésta pulsa a frecuencias alfa, mucho más amables para el cerebro y el bienestar que los ritmos habituales del stress.

Por último la meditación en sí proporciona sentido y coherencia a todo. La fuerza de vida que nos habita se hace consciente en la postura. La sensación de simplemente SER crece en detrimento de la historia personal tan ligada a ideas y creencias, aunque este aspecto no se suele lograr salvo que uno realmente ame la postura y la aprenda con alguien que viva ese paradigma. Aprendemos en la postura la sabiduría de la ecuanimidad y la impermanencia. Descubrimos que ya somos, pero que a veces no nos damos cuenta. Entendemos que un gran objetivo es no vivir fragmentados con el cuerpo por un lado, sea olvidado o como ejercicio, la mente en otro y la vida en no se sabe qué lugar. Nos sentimos en uno y ahí se multiplican los beneficios. Vamos más allá de un simple ejercicio físico o de un sistema de mejora de la salud per se.

La meditación de pie en definitiva es una exquisita joya dado que no es habitual que lo que mueva la sangre, a la vez amplíe la respiración, proporcione calma, disminuya los pensamientos, aumente nuestra propiocepción, mejore el equilibrio y la activación, flexibilice el cuerpo, disminuya la tensión y el stress y nos enseñe que la vida Es.

Por todo ello, y trabajo nos llevó descubrirlo para separar el grano de la paja, explicarlo en términos concretos y prácticos, y alcanzar la profundidad de esta vía, practicamos y enseñamos Meditación de Pie desde hace 22 años. Si la vida lo permite, hasta el último día así será.