fbpx
Category

Sin categoría

PCR = por cero euros

By | Human Behavior, Sin categoría | Comentarios

Cuando estudiaba Biotecnología en la universidad PCR significaba reacción en cadena polimerasa.

Es decir que sabías lo que era un cebador, los primers, la desnaturalización de las hebras, los ciclos de calentamiento y enfriamiento, el buffer, la famosa ADN polimerasa, el molde, los oligos y la termocicladora.

Además como en cualquier ensayo estadístico se buscaba la combinación ideal de sensibilidad y especificidad, es decir medir lo que quiero medir, y además que siempre mida bien.

Esto era la bomba. La PCR además evolucionó hacia la RT PCR, con ARN o la qPCR en tiempo real que te permitía cuantificar y todo.

Era ilusionante saber que PCR se usa para saber si tu hijo podría tener una enfermedad hereditaria, para detectar un VIH o una hepatitis B por ejemplo o incluso más allá para distinguir si eso que se encuentra en Atapuerca es Sapiens, Neandertalensis o Heidelbergensis. Casi nada…

No acababa aquí, con la ayuda de la PCR es alucinante como condenados por crímenes no cometidos fueron justamente liberados y viceversa, farsantes que querían escapar de sus fechorías fueron pillados.

Tengo hasta un compañero que con PCR analiza el origen de los caballos Prewalsky (¡que bello nombre!) con muestras de ADN antigüo para rastrear las migraciones de sus amados equinos.

Y todo gracias a una bacteria termófila, es decir, que resiste altas temperaturas.

Ahora los tiempos han cambiado y hay que aceptarlo. No valen las prácticas de ingeniería genética ni el uso de los de la policía científica o lo que haga el número 1 en los Prewalsky: no sirve.

Los expertos en PCR brotan y danzan en una primavera eterna. No sé qué polimerasas, oligos y buffers corren por sus venas, pero parece ser que la PCR ahora ya no sirve para nada y por cero euros sabes de ella.

Tan poco dicen que vale que resulta que la PCR es tongo. Es en efecto un nuevo orden, porque antes se comprobaba que era otra cosa y por eso le dábamos esos usos tan «banales» y «maquiavélicos».

Yo creo que no, que si no es polimerasa como antes, no es tongo sino tango, pero Tango cambalache como este:

“Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso, estafador. ¡Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor!

No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao… Si uno vive en la impostura y otro roba en su ambición, da lo mismo que si es cura, colchonero, rey de bastos,

caradura o polizón”. Enrique Santos, (Buenos Aires 1934).

Dancemos pues, a ritmo de tango y razón.

 

 

No…, si yo medito

By | Ciencia de la felicidad y bienestar, Sin categoría

En las últimas tres semanas tras hablar con varias personas acerca de circunstancias difíciles en sus vidas me comentaban “no…, si yo medito” o bien “tendría que meditar…” o “es que si medito mi mente va a mil por hora” o “no me funciona mira, yo cierro los ojos un rato antes de dormir y nada” o “por la mañana no me da tiempo y a la noche estoy rota como para ponerme a meditar” y otras parecidas. A la par escuchaba “cuando no puedo más, pastilla para dormir o para la ansiedad” o «no hay nada que hacer, soy un desastre, rumio y rumio y no salgo».

Al lado de esas afirmaciones aparecen otras, muy comunes, que acechan nuestro día a día: “No puedo quitarme esto de la cabeza”, “mira que hace años que ocurrió pero me duele”, “esto no tiene solución, si el/ella no cambia…”, “no sé si de este trabajo/relación saldrá algo bueno y me angustia”, “ya ni hago planes porque me he demostrado que no los cumplo”, “si no me bloqueara tanto podría hacer lo que quiero”, “me asaltan dudas acerca de qué es lo que debo hacer”, “¿no crees que un tipo de ejercicio sería lo más adecuado para mi angustia?” y otras similares.

Read More

12 personas en un semáforo haciendo lo mismo

By | Human Behavior, Sin categoría

hace unos dias pare en un semáforo y gire la cabeza a la derecha. 12 personas estaban esperando el autobus. mujeres, HOMBRES, jovenes, adultos o ancianos… todos miraban su movil. el problema fue cuando intentaron subir al autobus sin dejar de mirarlo… ¿Algo que aprender sobre la atencion?

Hasta un practicante me confesaba ser adicto al móvil. Nada fácil su sinceridad, dado que cualquier adicción por mínima que sea, pasa por la negación y el «yo controlo». En la frase «yo controlo» se define el problema: 1. el yo, tal como vemos en neurociencia, no es lo que parece y 2. el yo no controla nada, pero hace falta mucho silencio y buena guía para darse cuenta.

Read More

Qué le pasa a tu cerebro en un retiro de 7 días

By | Sin categoría | No hay comentarios

Recuerdo con mucho cariño el primer Retiro intensivo de introspección que dirigí en mayo de 2000, el Juego de los 5 Animales, un entrañable sistema de ejercicios psicofísicos, que con fuerza arquetípica nos invitaba a movilizar y después gestionar 🙂 cinco grandes rasgos de personalidad. Desde ese año hasta hoy he tenido la suerte de dirigir más de 90 retiros centrados en la meditación, silencio, caminatas, peregrinajes, entierros, oscuridad, posturas o artes marciales internas. 

Read More

Mindfulness, meditación, El Quijote y Cervantes

By | Ciencia de la felicidad y bienestar, Sin categoría | No hay comentarios

Cervantes escribió el Quijote, bien lo sabemos. Y nos congratula conocer la historia del manco de Lepanto, cautivo en Argel, residente en el barrio de las letras, amigo y enemigo de Lope de Vega. Es evidente que no podemos ni debemos desligar totalmente una obra de su autor, de un lugar, un momento y una cultura. ¿Será que Mindfulness se avergüenza de meditación, como si El Quijote huyera de su autor, como si cien años de soledad olvidara a garcía marquez o el aleph a borges?

Read More

La toma de perspectiva, el darse cuenta y Mindfulness

By | Ciencia de la felicidad y bienestar, Sin categoría | No hay comentarios

La toma de perspectiva es un conocido aspecto en muchas corrientes de ayuda. En ocasiones se fomenta mediante correctas preguntas en donde conseguimos que el cliente acceda a sus potenciales y se vea a si mismo desde fuera. en otras dibujando en el suelo un pentágono por ejemplo y al posicionarnos en cada ángulo correspondiente a un miembro de nuestro grupo nos permitimos simular un rol que no es el nuestro y poder entender a los otros. En otros escenarios vemos a los miembros de nuestra familia en una disposición espacial que nos permite conocer afinidades y vínculos que en nuestra mente permanecen un tanto velados. O bien pintamos una línea en el suelo, nos dicen que atrás es el pasado, delante el futuro y con lógica recordamos hacia atrás y nos vemos obligados a visualizar un posible futuro. Tan contentos e ilusionados nos parecen estos ejercicios que los sentimos novedosos y muy poderosos.

Read More

El hombre más feliz del mundo

By | Ciencia de la felicidad y bienestar, Sin categoría

Los efectos psicológicos de la meditación son conocidos por los practicantes durante 2500 años. Recientemente gracias al avance de las técnicas de análisis cerebral por electroencefalograma (EEG), tomografía de positrones (PET), tomografía computerizada de emisión monofotónica (SPECT) y resonancia magnética funcional (fRMI) podemos establecer relaciones de actividad y frecuencia cerebral con los atributos subjetivos de los efectos emocionales y psicológicos de la práctica.

El mejor ejemplo que ilustra esta posibilidad es la historia de Matthieu Ricard quien en sí mismo aúna ciencia, meditación y pasión por la investigación. Matthieu Ricard es un monje budista hijo de un filósofo francés agnóstico. Se doctoró en genética molecular en el Instituto Pasteur y al terminar su tesis doctoral en 1972, Ricard decidió abandonar la biología y enfocarse en la práctica del budismo tibetano siguiendo la escuela budista de la tradición Nyingma.

Read More

Meditación: nos hablan del presente pero no de la presencia

By | Ciencia de la felicidad y bienestar, Sin categoría

Existen tres acercamientos básicos a la práctica y vía de la meditación que definen el sentido por el cual practicamos.

El primero, por extraño que nos parezca, se enfoca en un sentido superficial. Nos permite de forma simplista aplicar sin apenas entrenamiento o profundidad y creer que se trata simplemente de estar presente  olvidando que nuestras redes de atención ni siquiera a lo largo del día son capaces de recordarnos más de 10 veces el vivir el presente, algo que hasta que no se contabiliza, no se descubre. Es decir, se enfatiza la facilidad de estar presente ahora si nos lo proponemos, respecto a la extrema dificultad de espontáneamente vivir el presente o de en medio del caos emocional y psicológico ser capaz de parar, desidentificarse y reorganizarnos.

Read More